¡Adivina, adivinanza! – José Luis García Guerricagaitia

A todos nos gustaría conocer nuestro futuro… ¿o no?

Cuando alguien viene a mi consulta para que le adivine su futuro suelo contestar que no hago lecturas de Tarot para adivinar, si no para averiguar, terapéuticamente, dónde está el problema y sanarlo para mejorar su futuro. Es evidente que muchas personas están preocupadas por su futuro, y por eso, hay quien se dedica a adivinarlo por medio de las cartas, las manos, los posos de café, la bola de cristal y muchas otras herramientas para tal fin. No voy a entrar en la polémica de si esto es ético o es sólo un invento para sacar el dinero a unas personas. Cada uno que opine lo que quiera. Lo importante para mí es darnos cuenta de la necesidad que tienen algunas personas de dejar en manos de otros su futuro. La base de este problema es una falta de autoestima, de amor propio y una falta de voluntad de sanar el pasado para resolver el trauma.

El miedo nos hace dudar de todo y en vez de hacer algo, dejamos que otra persona nos diga lo que tenemos que hacer, lo cual es razonable y para esto estamos los terapeutas. Para ayudar a esas personas. Pero lo que no se puede hacer es aprovecharse de esta situación para tomar los mandos de una vida que no es la nuestra. Podemos acompañar a esta persona con las herramientas terapéuticas, que cada uno ostenta, para que luego pueda seguir su camino, su vida con el trauma resuelto y el futuro por delante sin miedos.

Además de aclarar a mis pacientes que no les voy a adivinar el futuro, suelo contarles alegremente que si de verdad tuviera la capacidad de adivinar, no estaría aquí, si no en algún lugar del Caribe, sin trabajar, ya que estaría forrado por todo lo ganado con los juegos de azar.

Es cierto, que desde que el ser humano existe, siempre hemos recurrido a magos, hechiceros, chamanes y todo tipo de oráculos para adivinar nuestro futuro. Está en nuestro ADN saber cómo irán las cosas para mejorar las cosechas, la salud y todo lo que conlleve sobrevivir y perpetuar la especie. Hay muchas razones por las que la adivinanza tiene un lugar importante en nuestras vidas. El tiempo, el horóscopo, los sondeos para prevenir terremotos, la prima de riesgo y las encuestas del CIS… son las “adivinanzas” modernas y, por mucho que entren en juego las estadísticas y la ciencia, no siempre aciertan, por no decir casi nunca.

Por lo tanto, me pregunto si es de verdad necesario conocer el futuro para preocuparnos de algo que no ha sucedido todavía, o sería mejor centrarnos en sanar el pasado y estar en el presente, aquí y ahora, para que nuestro futuro sea una aventura maravillosa por descubrir y sin que nos hagan un spoiler.

¡FELIZ FUTURO A TODOS!

 

José Luis García Guerricagaitia

Maestro de Reiki, Maestro de Cuencos Tibetanos, Formador y Terapeuta de Terapias Vibracionales, Co-fundador de Bienestar Ibiza

 

Bienestar Ibiza
C/ San Juan, nº 6 – Santa Eulària
670 803 085
bienestaribiza@gmail.com
www.bienestaribiza.es

 

Compartir en:
0 0 vote
Valoración
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario
Si continúas navegando aceptas su uso y nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies