Empapaos de arte, con Raúl Andreu y Cristina Ribera – Espai TCI Ibiza

(Collage por Miriam Royo)

Con Raúl y Cristina tengo la impresión de estar frente a una criatura de dos cabezas, que no sólo lucen bien puestas y arregladas, sino repletas de saberes, técnicas preciosas y fórmulas sagradas.

Raúl se recuesta cual majo afrancesado en el colchón de Cercle mientras Cristina se arregla el pelo y, sin darse cuenta, se lo está desarreglando. Pone cara de cachorra juguetona. Él se muestra calmo y gentil, con una hondura oceánica de ojos verdes. Presentan su Grupo Regular de Terapia Corporal Integrativa, que viene a ser la continuación de El Arte de Ser tu Cuerpo, el inicio de la andadura ibicenca de Cristina. Esta joven catalana, psicóloga formada en el SAT, es una rara combinación de sabueso psiquiátrico y artista de cepa.

Por su parte Raúl, bioenergetista de precisión quirúrgica, se formó en especialidades del cuerpo y la medicina china. Entre los dos forman un tándem terapéutico que combina el peso de la profundidad con la alegría de la ligereza. Se funden en una complementariedad que resulta tonificante para el espíritu como para los sentidos. Su propuesta busca flexibilizar lo rígido, abrir lo cerrado y unir lo separado. Y es evidente que, aunque sean dos, se hacen uno para responder en cada ocasión.

Sin embargo, en la intervención terapéutica, sus miradas difieren, “yo me dedico a detectar los rasgos corporales del grupo, el estado general. Voy eligiendo qué ejercicios hacer y durante cuánto tiempo. Según la temática nos detenemos más en unos centros, o puntos… Aunque al final tocamos todo, voy ajustando momento a momento”, explica Raúl.

Cristina se lleva las manos a la cabeza “yo me centro en lo creativo. Intento conducir al grupo a la experiencia de ser un cuerpo vivo del cual emerge el arte  naturalmente… ¡y qué arte!”. En este punto su cabeza se abre como un florero “gozo cuando algo de lo que hacen parece un cuadro o un poema… ¡es alucinante!”, se carcajea de placer.

Cuando le pregunto por su mirada clínica, Cristina se explaya “escucho el lenguaje y las dificultades emocionales. Y le sigo la pista a la locura, porque todos tenemos alguna…” admite, como si hubiera roto algún plato.

Así, empapaos de arte, los enfants terribles de Cercle se dedican a cuidar, acompañar y danzar vulnerabilidades para transformar miedo, dolor y locura en selvas, cascadas y mares, con felinos que bailan y delfines que aplauden.

ESPAI TCI IBIZA

871 044 220 (tlf fijo)
685 882 430 (whatsapp)
FB: Espai TCI Ibiza
ibiza@espaitci.com

Compartir en:
5 3 votes
Valoración
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario
Si continúas navegando aceptas su uso y nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies